jueves, 23 de julio de 2015

Apólogo del Ermitaño. Poética.
Otto Ricardo-Torres

Al +P. Marino Troncoso Martínez, S. J.
y a mis exalumnos de postgrado de la
Pontificia Universidad Javeriana.

Observa y reflexiona.
Medita. Aprende.
Y calla.

Y cuando debas decir algo,
Procura que tu palabra
Sea otra manera de callar.

Calla, entonces.
Mirando desde afuera.
Mirándote callar.

Lo visto te ve a ti.

Los ojos han de mirar el agua.
Y ver que el agua los mira.
Los ojos han de mirar el agua
Hasta alcanzar la llama.

Con los ojos cerrados,
El agua va y ve.
El agua de los ojos.

Los ojos. Y los ojos.
El pez y el agua
Sin fondo,
Solo azul.

Después, serás tú mismo.
Solitario.
Solidario.
Solo
Sol.

(Casa Esenia, 1986-2015, versión definitiva).

No hay comentarios: