miércoles, 18 de marzo de 2015

Poema inconcluso.


 
Déjate ir   Saber es después de haberse dejado ir.
Entonces lo ves todo  Todo ocurre y vas pasando.

Cuando llegues a ti ya tú no estás ahí

Déjate ir   El río   El fluír.

Los cielos van pasando
Y puedes darte cuenta de que todo tú estás afuera

Todo está aquí porque aquí es todo
No digas nada Deja que la voz se diga sola

Mira las orillas o mete las manos en el agua.
El agua ve El agua siempre ha estado viendo.
Y también te ha estado viendo todo lo que hay alrededor de ti
Y en tu interior
Solo que ahora todo tu interior nunca ha sido finito.

Déjate ir en todo y por dentro de todo Y sabrás
Que tampoco el todo tiene adentros pues él todo está afuera.

Hazlo con la música Déjate llevar Ella inventó la danza El bosque
Es hijo de la música Danzando se hizo mayor de edad
Danzando el bosque se hizo eterno.

Es cierto que uno empieza a saber cuando uno sabe que no sabe
Y es porque uno entonces se da cuenta de que el saber no es de uno
Sino en uno.

Al dejarte ir vas aprendiendo a saber.
Saber es eso nada más.

Dejarse ir es ser el ir   ser el fluír.
No es difícil Solo abandónate al fluír
Hasta ser el fluír.

Los olvidos van llegando van pasando con los ojos las miradas las canoas
Hasta ser apenas el ojo grande sin párpado.
Ahora sí es Aquí Desembarca.
La eternidad te está esperando.

Otto Ricardo-Torres
Casa Esenia, marzo 18 del 2015.

No hay comentarios: