viernes, 20 de marzo de 2015

PERTINENTE, IMPERTINENTE Y NO PERTINENTE

 
Tal vez vaya siendo hora de corregir esta impropiedad, cometida entre juristas y periodistas, de no distinguir entre IMPERTINENTE Y NO PERTINENTE. Son dos palabras con sentidos distintos, aunque procedan de PERTINENTE. Cada una niega, pero no de la misma manera. 
 
Lo NO PERTINENTE es lo no procedente y lo IMPERTINENTE es lo necio, inoportuno, estorboso. En FONOLOGÍA se emplea siempre PERTINENTE/NO PERTINENTE, nunca PERTINENTE/IMPERTINENTE. Así, se dice, por ejemplo, que los matices de articulación de un fonema suelen ser NO PERTINENTES a su función básica, que le es PERTINENTE. Entonces, jurídicamente, es NO PERTINENTE, pero no IMPERTINENTE hacer la defensa del niño a partir de la racionalidad y conveniencias del adulto, por ejemplo.

Igualmente, ha hecho carrera, hábito, oponer VICIOS DE FORMA a VICIOS DE CONTENIDO, lo cual es también un error craso, pues, desde los lingüistas FERDINAND DE SAUSSURE, primero, y el danés LOUIS HJELMSLEV, después, se nos dice, en otras palabras, que en todo enunciado la forma y el contenido están solidariamente unidos, de modo que la forma es contenido formado y el contenido, forma contenida. F. De Saussure da el ejemplo de las dos caras de la hoja, con el fin de significar que no hay ninguna hoja solamente con una cara y no con las dos al tiempo, como no hay significante sin significado, ni viceversa, en el signo lingüístico. Lo apropiado sería hablar de VICIOS DE PROCEDIMIENTO o algo parecido.

No hay comentarios: