sábado, 20 de diciembre de 2014

Los Talleres de Lengua y de Literatura



Algunos de mis Aportes Académicos V
Otto Ricardo-Torres

También me cupo el honor de haber propuesto al país desde el ICFES la inclusión de los Talleres de Lengua y de Literatura como asignaturas regulares del currículo en los pregrados de todas las Universidades del país, especialmente en los del área de Humanidades.


Desde antes de mi llegada al ICFES (1976-1991), en Noticias Culturales del Instituto Caro y Cuervo, número 167, dic. de 1974, publiqué Notas sobre la enseñanza de lengua y de literatura, en donde planteaba los fundamentos de lo que más tarde constituiría una de mis tares más persistentes en las Universidades del país. Para ello, en vista de que esta actividad no formaba parte de la estructura académica de ningún programa universitario del país, convoqué oficialmente, con autorización del ICFES, a un grupo de intelectuales, que fueron Monserrat Ordóñez (Universidad de los Andes), Carlos José Reyes, Jaime Bernal Leongómez (Instituto Caro y Cuervo), Ernesto Ojeda Suárez (Universidad Pedagógica Nacional), Orlando Llamas Mendoza, Eutiquio Leal e Isaías Peña Gutiérrez (ambos profesores de la Universidad Libre), con el fin de reunirnos para diseñar los fundamentos de esta materia, ya no como actividad ocasional, sino académicamente regular en el currículo universitario. Así lo hicimos hasta presentar el documento en un Congreso de profesores de Lingüística y Literatura de la Universidad Surcolombiana. Para ese efecto, asistí e invité a nombre del Icfes a los profesores Eutiquio Leal e Isaías Peña. El escritor Arturo Alape, presente en dicho Congreso, se sumó a nuestra presentación para apoyarla. De ahí en adelante, empecé la tarea de ofrecer la propuesta a las universidades colombianas, que la acogieron con beneplácito.


Antes, en Sincelejo, junto con los compañeros del Instituto Simón Araújo, José Manuel Vergara, Adip Isaac, Giovanni Quessep y Emiliano Callejas, este servidor había formado parte de la Tertulia de Montecarlo, de cuyas tareas se cuenta también el periódico con suplemento literario que creamos.


Con el tiempo, los profesores Eutiquio Leal e Isaías Peña dispusieron, con gran éxito, sus propios Talleres en las Universidades Autónoma y Central, de manera respectiva. Hoy, como se advierte, el auge de los Talleres ha sido fecundo y con diseños distintos. Creo que la idea matriz que expuse y me propuse, consistente en darle carácter progresivo y no simultáneo a las tareas de lengua y de literatura, se ha dejado de lado, ante las evidencias del cada vez más precario empleo de la lengua en su función comunicativa o no artística. 

Otto Ricardo-Torres
Casa Esenia, diciembre del 2014

No hay comentarios: