sábado, 4 de junio de 2011

No olvides el azul



Otto Ricardo-Torres.
A ti. Sí. Para ti.

Todavía sigo diciéndote a gritos que
NO OLVIDES EL AZUL.

Pon tu oído al filo, al puro borde.
Déjalo solo para que él oiga por su cuenta
lo que la voz le va a decir.
Déjalo.
Él sabe ir.
Su río lo lleva por el propio camino,
hasta el otro lado, donde el oír abre los ojos y ve.
Él sabe ir, pero no se acordaba.

Igual, los ojos, volviéndose a la fuente.
El mirar. Abiertos,
un solo espejo azul.

Del mirar vienen los ojos,
pero también estuvieron a punto de olvidar.
Déjalos que se devuelvan a la fuente y hagan lo suyo,
sólo ver en dúo, en trío, en concierto, en armonía,
con el sonido y con todo lo demás.

Con el todo,
que todo es el azul.

¡Qué Todo es el azul!

Casa Esenia, junio 4 del 2011.

No hay comentarios: