domingo, 23 de enero de 2011

Saludo

Mi saludo a todos.
Espero encontrarme aquí con ustedes, para hablar de poesía, del Zen, de algunas teorías poéticas e incluso para ofrecer también algunos textos con intención artística.
No es fácil ser uno cuando uno todavía se anda buscando. Apenas sé que sin mí nunca estoy solo; conmigo, sí.
El ser anónimo en mí mismo es la palabra que tiendo a escuchar y a seguir. Ser ser, apenas saberlo decir.
Confío en que este camino me lleve a mí. En alguna parte concluí que /CUANDO LA VIDA ME SITÚE/EN EL OLVIDO DE MÍ MISMO,/ HABRÉ LLEGADO.
Tampoco me es fácil atreverme a vislumbrar la eternidad sin melancolía. Los paisajes de mis pasos, el canto de los gallos de la aldea natal, vienen conmigo,. Y, de lejos, me siento huérfano. Sin ellos es, al mismo tiempo, sin conmigo.
Me gustaría también saber cómo suenan la música y la risa Allá, a donde voy llegando.

Es todo por hoy, en Casa Esenia, Bogotá, DC., 23 de enero del (año) 2011.

No hay comentarios: