martes, 25 de enero de 2011

Del Libro MI-TAO

M-1.

Debo al olvido lo que soy y lo que sé.
Y voy por el camino de llegar.

Cuando la vida me sitúe
en el olvido de mí mismo,
habré llegado.

El olvido es para des-saber.
Y el olvido del olvido, para saber,
para ser.


Casa Esenia, enero 25 del 2011.

No hay comentarios: